Eclipse Editorial
¡Nexun Galaxy llega a tiendas! Además, estaremos en JugaMóstoles este fin de semana. Tras terminar los envíos, ¡es el momento de las fotos!

 “Todos confiamos en que hay en el presente, y han sido desde tiempos inmemoriales, muchos mundos de la vida además del nuestro. . . . [Esto] puede parecer salvaje y visionario; Todo lo que mantengo es que no es anticientífico.”

— Lord Kelvin —

¡Saludos, humanos! (enlace al Kickstarter)

Tras finalizar los envíos a mecenas. ¡Nexum Galaxy llega a tiendas! Desde el día 3 de junio ha comenzado a venderse en tiendas. Si algún amigo se perdió la campaña, ahora puede hacerse con el juego.

También queremos invitarte a JugaMóstoles, el próximo 10 y 11 de junio, en el que se harán partidas de Nexum Galaxy y el autor, Enrique Prieto te lo dedicará encantado, si llevas tu ejemplar.

Como mecenas, ya lo tendrás en casa. Queremos pedirte que nos enseñes tus partidas, además de ayudarnos a promocionarlo. Nos encanta ver fotos de partidas en las redes sociales.

Por favor, etiquétanos para que podamos compartirlas.

También te invitamos a que puntúes el juego según te ha parecido en la boardgamegeek.com:
https://boardgamegeek.com/boardgame/332420/nexum-galaxy

Esta página, además, agrupa fotos de jugadores de todo el mundo, así como narraciones de partidas, consultas, etc.

Y terminamos compartiendo con vosotros un texto de ambientación del autor del Universo Nexum Galaxy.

¡Hasta pronto!

Despertaron al anciano Terranio en mitad del periodo de Sol Bajo, justo el momento que utilizaba para descansar entre los horizontales y rojizos rayos sagrados que lo atravesaban todo.

Rápidamente atravesó su tienda de pieles de Kajlt improvisada en la arena, su mano arrastrada por la que tiraba con inmaduros gritos que aún no identificaba si de alborozo o de terror desquiciante. Aún a medio despertar, iba tirando con los pies toda la cacharrería de la bebida utilizada en el ritual de anoche, forjada de uno de los pocos metales que quedaban de otra época, aquella en la que su civilización era la más poderosa del n-verso, aquella en la que, cuando eran llamados “los Atavianos”, controlaban el conocimiento más poderoso del mundo observable: El NEXUM.

Pero eran sus tatarabuelos los que vivieron aquellos tiempos de gloria, de ciencia, de ocultación de ansia por alcanzar un progreso que luchaba a contrarreloj por avanzar más rápido que la guillotina que ya se había accionado contra todo lo conocido. De aquello ya solo quedaba un recuerdo: una estructura gigante, monolítica, perfecta, y su leyenda, por la cual esperaban que un día exactamente de allí vendrían los demonios voladores a apoderarse de todo su mundo tan pobre como libre.

“Rayos C, Rayos C”, gritaban los pequeños que arrastraban al abuelo.

Pero cuando al salir del Iguratz sus ojos se amoldaron a la luz amarilla del Sol Medio, ya no eran brillantes rayos lo que se veía. Todo el asentamiento, a diez mil zancadas del antiguo Portal, estaba paralizado por la visión.

A los pies del Portal de Tannhäuser, posados desalineadamente, se hallaban cuatro demonios mecánicos voladores como los que sus tatarabuelos describieron que vendrían, con el aspecto de haber cruzado todo un universo, de ser los supervivientes de una inmensa flota. Pero a la vez enormes, altivos, invencibles.

El viejo tragó saliva. Cruzó la mirada con el Vigilante Mayor, y señaló el contenedor donde guardaban la energía que con tanto esfuerzo habían extraído. Sabían perfectamente lo que se esperaba de ellos. Sabían que otros muchos llegarían. Sabían que la libertad había terminado para ellos. Que ya estaba aquí la guerra.

Con el Sol Alto dieron comienzo las Guerras NEXUM.

 

5 1 vote
Puntuación
Compartir:
Suscríbete
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
Would love your thoughts, please comment.x